Parque móvil de tráfico en el colegio Valdemera.

Esta semana hemos empezado a practicar lo enseñado en las clases teóricas de educación vial, estamos en el colegio Valdemera. Ayer estuvimos con primero y segundo de primaria y la semana que viene continuaremos con los siguientes cursos. Afianzamos conceptos dados en el aula, la práctica hace que se interiorice más lo aprendido en las sesiones teóricas.

La educación vial, es un reflejo del comportamiento y el trato que tenemos en nuestro día a día con las demás personas, y es importante aprenderlo bien desde pequeños.

Las niñas y los niños han venido con sus patinetes y bicicletas desde casa, Felipe y Raquel han montado el circuito en el patio del colegio donde han estado practicando. Aprendiendo y divirtiéndose. Algunos hacen el papel de policías, otros de peatones y la mayoría de conductores de bicicletas o monopatines.

Debemos ser conscientes que por mucho interés que muestren en lo enseñado, aprendan las normas, las practiquen y conozcan las consecuencias de su incumplimiento. Nosotros los adultos funcionamos como modelos y todo lo aprendido y practicado puede perder su eficacia si observan y aprenden a comportarse de forma incorrecta con nuestras conductas delante de ellos.

Las niñas y niños pueden parecer pesados en muchas ocasiones cuando nos dicen a los adultos, como debemos cruzar la calle, conducir o comportarnos en el tráfico, pero pensemos que estamos previniendo conductas de riesgo cuando se convierten en adultos y queramos advertirles del riesgo de los accidentes de tráfico, algo que funciona en estas edades tempranas, pero que pierden su intensidad e influencia cuando queremos decírselo en edad adulta, ya que han estado observando en nosotros, riesgos que pretendemos que no asuman ellos.

Prevenir y demostrar hoy las conductas seguras, serán la mejor manera que cumplan cuando dependan de ellos y nuestros mensajes y consejos no tendrán apenas validez por razones de edad.

#EnComunidadSomosMás.

Facebookmail
error: Contenido protegido !!