Órdenes de protección y denuncias de violencia de género.

Cuántas órdenes de protección y denuncias de violencia de género tenemos en Velilla de San Antonio.

Parece ser, que lo importante es el número de órdenes y denuncias que tengamos para compararnos con otros municipios y ver si estamos mejor o peor estadísticamente. Cifras, datos, que nos alarman o tranquilizan.

Pero lo importante y preocupante son aquellas mujeres que no tienen orden o que nadie lo ha denunciado y continúan bajo el terror, intimidación, humillación, tortura y maltrato de un hombre.

No podemos caer en la justificación que también hay denuncias falsas, hombres maltratados, otro tipos delictivos impunes, porque da la sensación, que estamos actuando como cuando sufríamos los años más duros del terrorismo y mucha parte de la sociedad se auto protegía, con mensajes como: algo habrá hecho, es guardia civil, policía, militar, contra mí no tienen nada, eso ocurre en otra parte del territorio, este año llevamos menos asesinatos que el año pasado, etc.

Los asesinatos del terrorismo eran cifras de telediario, los entierros y las victimas se silenciaban y sufrían una doble victimización, el entorno de las víctimas padecían el silencio y aislamiento de la sociedad, parecido a lo que ocurre con los asesinatos machistas, nos auto protegemos intentando justificar que a nosotros no nos afecta, como si nos pusiéramos la mano delante de la cara para no ver el toro, y como nosotros no vemos el toro, el toro no puede vernos a nosotros.

Cuando la sociedad tomó conciencia del terrorismo y dijo: BASTA YA, comenzó el final y declive de los asesinatos.

Hasta que no nos concienciemos y digamos: basta ya, al terrorismo machista que lleva más asesinatos que cualquier otro terrorismo en España, no empezaremos a proteger, actuar y acompañar a las víctimas para que no se sientan solas ante este terrorismo machista.

No se trata de estadísticas y si estamos mejor o peor que el año pasado, igual que hubo un antes y un después con el terrorismo nacional, debemos reflexionar y tomar conciencia para terminar de una vez por todas, con los asesinatos machistas, el terror y tortura que las rodea, porque en las estadísticas no salen las mujeres maltratadas que no han denunciado y que pueden ser nuestras madres, hermanas, hijas, amigas, vecinas, compañeras de trabajo, parejas de nuestros amigos o conocidos.

Cuando la sociedad actúe y rompa la complicidad del silencio, acompañe y comprenda a las víctimas, hayan puesto denuncia o no, como ocurrió con el terrorismo nacional, y digamos todos: BASTA YA, no más coacciones, torturas y asesinatos, todos podemos ser víctimas y ellas no tienen la culpa, hayan denunciado o no, estaremos empezando el final de estos asesinatos machistas.

Hace poco hemos podido observar como una persona ha trepado por las terrazas de un edificio poniendo en riesgo su vida para salvar la de un niño, todos le reconocemos como un héroe, pero en este caso los héroes podemos ser cada uno o una de nosotras, sin poner en riesgo nuestra vida y solamente comunicando, llamando o denunciando cuando conocemos, nos dicen, escuchamos actos de violencia de género, sobre todo en los espacios cerrados, que escapan al control de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

#EnComunidadSomosMás.

Facebookmail

error: Contenido protegido !!