Accidente sin heridos.

Ayer por la noche, un vecino nos llama porque acababa de ocurrir este aparatoso accidente por suerte sin heridos, en la calle Venezuela justo en la curva de la depuradora.

El vehículo como puede observarse se introdujo dentro del recinto de la misma produciendo daños considerables tanto a la instalación como en el propio vehículo.

Se realiza el correspondiente atestado de circulación para solventar responsabilidades.

La velocidad inadecuada podría haber ocasionado unos daños irreversibles si alguien se hubiera encontrado paseando por la acera, debemos ser consecuentes porque las imprudencias ponen en riesgo la seguridad de nosotros mismos y la de los demás.

Los accidentes no sólo les ocurren a otras personas, todos estamos expuestos y deberíamos reflexionar con nuestro entorno para tratar de evitar conductas de riesgo en la conducción.

#EnComunidadSomosMás.

Facebookmail
A %d blogueros les gusta esto: